logo_white

La Cuerda Floja

EL SEPTIMO ARTE

Entre dos realidades, “La cuerda Floja”, un documental de Nuria Ibáñez

El aplauso es el alimento del artista, incluso del artista del hambre. Estas dos frases, entresacadas de los cuentos de Enrique Serna y Franz Kafka, pueden ser una buena introducción al documental de Nuria Ibáñez, La cuerda floja (2009). El documental no es sobre un artista que tiene como arte ayunar, como en el cuento de Kafka, o de una pareja de bailarines exhibicionista, como en el cuento de Serna, pero retoma el drama del artista popular que quiere ser reconocido, aplaudido y que lucha por vivir en tiempos adversos. Se trata de unos artistas de circo, el Circo Aztlán. Nuria Ibáñez documenta la vida íntima de la familia dueña de este circo decadente que deambula por los pueblos de Texcoco, al norte de la Ciudad de México.

En la entrevista con Ambulante, Nuria efectivamente nos contó que quiso que la cámara fuera un voyeur. Sin embargo, en ocasiones hay una interacción latente con los personajes. La cámara parece de un momento a otro cobrar importancia y pone en entredicho la participación pasiva del voyeur. Los personajes se saben vistos y reflexionan sobre su quehacer; afirman con orgullo su oficio y la importancia del mismo. Queda, en fin, la sospecha de si eso hubiera podido ocurrir sin la presencia de la cámara.


Leer Más:

http://festivalambulante.blogspot.mx/2010/02/entre-dos-realidadesla-cuerda-floja-un.html

"